LogistApp, SAP

Claves para mejorar la gestión de stock

Si queremos ser rentables, en la actual era del comercio electrónico, es fundamental gestionar bien nuestro almacén. Manejar correctamente las existencias de que disponemos es lo que puede diferenciar a una empresa viable de otra inviable. Así que vamos a ver cómo realizar una óptima gestión del stock para impulsar nuestro almacén.

¿Qué es la gestión de stock?

Responder a la demanda de los clientes con el mínimo stock posible. Éste es, a grandes rasgos, el objetivo de la gestión de stocks y almacenes. Mediante ésta, se trata de conseguir que los costes derivados del mantenimiento de los inventarios bajen tanto como sea posible. El límite se encuentra en que el servicio que se le ofrece al cliente siga siendo satisfactorio.

Diferencias entre gestión y control de stock

Llevar una gestión adecuada de nuestro stock no se consigue meramente con su control. Este control abarca un exhaustivo inventario sobre todos los productos que tenemos para su venta. En consecuencia, claro que es necesario un adecuado control de stock en cualquier almacén. Pero para su óptima gestión debemos contar, además, con una estrategia, un plan para manejarlo de forma óptima y un análisis de los resultados que estamos obteniendo.

Claves para mejorar la gestión de stock

Clasificación de stock según su función

Depende del tipo de stock que manejemos, optaremos por una estrategia diferente para su gestión. Por eso, es necesario realizar una clasificación de stock. Aquí establecemos las siguientes categorías:

Stock de seguridad

Se trata del inventario que conservamos en nuestro almacén como garantía ante cualquier eventualidad. Por ejemplo, ante un problema meteorológico, el retraso de un proveedor, un cambio brusco en la demanda… Ese stock de seguridad evita que se produzca un fallo en nuestro servicio y que el cliente no se vea afectado por dicha eventualidad.

Stock mínimo y máximo

Muy relacionado con el concepto anterior se encuentra el stock mínimo. En este caso, hablamos de la cifra mínima de existencias de un producto que debemos conservar en nuestro almacén antes de tener que recurrir al stock de seguridad.

Por otra parte, el stock máximo hace referencia al volumen máximo de existencias que podemos guardar sin que nuestros costes se resientan. ¿Cómo podría ocurrir esto? Por ejemplo, si los productos se apelotonan, se deterioran o incluso se acaban rompiendo. Por ello, hay que fijar un stock máximo.

Stock muerto

Se trata, en pocas palabras, de las mercancías que ya se han quedado obsoletas en nuestro almacén. Ya no pueden venderse y, por tanto, hay que proceder a desecharlas.

Stock de recuperación

En contraste con el stock muerto, el de recuperación sí puede tener una segunda vida. Esto engloba, por tanto, a productos que sí pueden distribuirse de nuevo o reutilizarse con un nuevo fin.

Stock de especulativo

Como su propio nombre indica, se trata de un stock que acumulamos a partir de una especulación. Esa especulación, que obviamente debería partir de alguna hipótesis contrastada, puede prever, por ejemplo, que va a crecer la demanda de un determinado producto. Por tanto, el stock de especulativo sería ese que acumulamos a partir de una previsión.

Stock de ciclo

Éste es el stock habitual, es decir, el que debemos conservar en una situación de normalidad. Si no hubiera ninguna circunstancia inusual, el stock de ciclo es la referencia adecuada a tener en cuenta.

Stock estacional

Si sabemos que, en una determinada época del año se consumen más unos determinados productos, tendremos una mayor cantidad de éstos en nuestro almacén preparada para hacer frente a ese crecimiento previsible de la demanda. Eso, en definitiva, es el stock estacional que siempre debemos tener también en mente.

Claves para mejorar la gestión de stock

Soluciones para mejorar la gestión del stock

Hasta ahora hemos repasado todos los conceptos relacionados con el stock. Pasamos ahora al proceso para mejorar su gestión. ¿Cómo hacerlo? Nuestra experiencia nos dice que, en este proceso, es fundamental contar con un sistema que ayude en esta labor.

Un buen ejemplo de ello es LogistApp. Se trata de una solución integrada con SAP Business One, que mejora la eficiencia en las empresas de logística. Esta app también se integra para el uso en pistolas de radiofrecuencia, lo que facilita su empleo a diario por parte de todo el personal del almacén.

Y es a la hora de gestionar el stock donde se muestra de especial utilidad. El uso del módulo de CRM de SAP Business One mediante LogistApp permite registrar todas las oportunidades generadas por el equipo de comerciales en el terreno y controlar y visualizar con más certezas las previsiones de venta. Con este tipo de datos, es más fácil gestionar el stock de forma brillante y conseguir, en definitiva, que nuestra empresa de logística crezca.

2021-01-21T12:40:40+00:00 21 enero, 2021|

Deja tu comentario